Posts tagged ‘escritura’

Oparirik hoberena: ikasleen aurrerapenak

Gaur ez da nire urtebetetzea izan baina opari ederra jaso dut. Plentzia eskolan formakuntza saioa izan eta gero iaz ezagutu nuen andereino batengana joan naiz.

Sorpresa izan da gordeta zituela gelako ikasle baten ekoizpenak niri oparitzeko. Pasa den ikasturtean “Hizkuntza idatzia” mintegian parte hartu zuen eta bere lau urteko gelan mintegian proposatutako testu mota batzuk landu zituen: eskutitza, ipuina, errezeta… Esperientziak eta ikasleen ekoizpenak jadanik partekatu zituen mintegiko saioetan, baina orain argitaratzen dudan ipuina neska batek egin zuen mintegia bukatu eta gero. Andereinoa ere harrituta geratu omen zen, espero baino askoz gehiago ikasi dutela (neska batek behintzat) konturatzean.

Hau da umeak idatzi zuen ipuina: Satorra

Eli- Plentzia 4 urte 2013-14

Saiatuko naiz testuingurua azaltzen: “ipuina” testua jarduera anitzen bitartez landu eta gero andereinoak proposatu zien norberak azaltzea zein izan zen bere gustokoen ipuina. Ahoz azaltzeaz gain,  neska batek gehien gustatu zitzaion ipuina idatzi zuen andereinoak proposatu barik eta laguntza barik. Noski hau ez dela lau urteko gelarako helburua, baina argi eta garbi geratzen da proposamen didaktiko batzuekin aukera ematen dugula gelako aniztasunari erantzuna hobeagoa emateko beste jarduera batzuekin baino. Duela hogei urte neska honek ziuraski bokalak ikasiko zituen eta haien grafia jotake landuko zuen. Testu honek, ordea, ikaskuntza sakonagoa adierazten du. Orokorrean garbi dago testu konplexuak ulertzeko eta ekoizteko gai dela. Gainera:

Testua dela eta:

  1. “Ipuina” testuaren inguruan jarduera anitzak egiterakoan andereinoak eredu ezberdinak eskeini die. Eli eredu horietan oinarritu da bere testua idazteko.
  2. Ipuinaren ezaugarri batzuk ezagutzen ditu: narrazioa formatoa (testu jarraia).
  3. Ipuina hasteko formula erabiltzen du: “egun batean…”

Idatz-sistemaren garapena dela eta:

  1. Grafiaren kontrola du, minuskula oraindik ez erabili arren.
  2. Norabidea (eskerretik-eskumara idazten dela) menperatzen du.
  3. Alfabetikoki idazten duela esan daiteke, hau da, orokorrean idazkera konbentzioaletik oso gertu dago. Ortografia da beste pauso bat (adibidez: “ikusisuen” / “ikusi zuen”)
  4. Hitzak banatu behar direla daki eta marra baten bidez adierzten du. Behar diren hitzen arteko hutsune guztiak oriandik ez daude, baina erabat logikoa da, hitz guztiek ez baitute “esanahia”. Adibidez: “ikusisuen”, “aterasen”

Ikasteko jarrera eta motibazioa dela eta:

  1. Umea gai izan da denbora luze emateko bere adinarako oso lan zaila egiten. Horrek esfortzu handia eskatzen du (ipuinak jarraitzen du beste bi orritan)…
  2. …eta esfortzua errezago mantentzen da inplikazio emozionala dagoenean. Andereinoak gehien gustatu zaien ipuina aipatzea eta azaltzea proposatu duenean, ikasteko behar den emozioa bilatu du.
  3. Ipuina ume guztien aurrean niri oparitzeak balio eman dio Eliren lanari. Behar bada beste umeek ere laster ekoizpenak egingo dituzte “sari soziala” ere lortzeko. Motibaziorik hoberena, alegia.

Ipuin hau adibide bat baino besterik ez da, baina adibide erreala da eta ondorioak ateratzera bultzatzen gaitu. Lau urteko gelan dagoenean horrela idazten duenari ezin diogu proposatu lehen hezkuntzako lehenengo ziklora ailegatzen denean “m+a=ma” idaztea. Lehen Hezkuntzako Curriculumak esaten duen bezala, abiapuntua izan behar da haur hezkuntzan garatu dutena.

2014/11/06 at 18:26 Deja un comentario

“La letra, con sangre, NO entra”. Leer y escribir en educación infantil

Coincidiendo con la “vuelta al cole” acabo de recibir los últimos ejemplares de las revistas de educación infantil a las que estoy suscrita: Infancia, la revista de la Asociación de maestros Rosa Sensat, y Aula de educación infantil, publicada por Graó. Casualmente (o no) ambas publican un artículo sobre el aprendizaje de la lengua escrita en educación infantil en el que dos profesores de universidad abordan el tema de forma clara y concisa: Juan Mata, Profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada, en el artículo “A propósito del aprendizaje de la lectura y la escritura” y Marta Soler, profesora de la Universidad de Barcelona y responsable del CREA, en la entrevista realizada por Cristina Elorza y Paco Luna.

mafalda3

Confío en que sea un síntoma de la vigencia del tema. Al fín y al cabo, cada años niños y niñas se incorporan a la escuela a través de esta etapa “pre-escolar”, no obligatoria, cierto, pero sí generalizada, en la que se sientan las bases para el desarrollo posterior de la persona, y en la que se pueden hacer las cosas muy bien… o no tan bien. Cada niño o niña que entra en nuestras aulas tiene todo el derecho a recibir la mejor educación, basada en las aportaciones de las investigaciones. Parafraseando a Carlos Gallego (X Jornadas de Matemáticas de Sestao, 2009), el derecho a la educación en el siglo XXI no puede limitarse al derecho a un puesto escolar, sino que debe implicar el dercho a una educación de calidad.

En lo que se refiere a la enseñana y aprendizaje de la lengua escrita, hemos asistido, a lo largo de los años, a tantas polémicas en todo tipo de foros, que siempre existe el riesgo, en aras a evitar conflictos en el seno del equipo docente, de abandonar un debate que, desde mi punto de vista, sigue abierto, debe seguir abierto…

Marta Soler pone el foco en la cantidad y calidad de interacciones con otros sujetos durante la lectura, resaltando la importancia de la colaboración con las familias. Por su parte, Juan Mata incide en el cómo enseñar, apostando claramente por las prácticas derivadas de las investigacines de Emilia Ferreiro.

Ambos coinciden en la necesidad de incorporar la lengua escrita a las aulas de educación infantil, superando las teorías vigentes en los años 70 según las cuales el aprendizaje de la lengua escrita se debía introducir en el momento en que los niños y las niñas estuvieran “maduros”, es decir, una vez que hubieran “logrado” superar ciertos “pre-requisitos”, de manera que el debate se focalizaba en determinar el nivel o edad más adecuados, entendiendo que antes de esa edad se trataba de trabajar los “previos” (discriminación visual, coordinación visomotora, lateralidad, preescritura… fundamentalmente).

Pero ya hace más de 30 años, Emilia Ferreiro reenfocó el debate en otra dirección, resumiendo su posición, derivada de años de investigación que concluyeron en una tesis docoral dirigida por Jean Piaget, en el breve artículo ¿Se debe enseñar a leer y escribir en el jardin de infantes?. Un problema mal planteado. (Boletín nº 2 Dirección de educación preescolar, diciembre 1982).

Desde entonces se han sucedido numerosas publicaciones que recogen tanto investigaciones como ponencias, propuestas y experiencias de aula… hasta llegar a las que acabamos de mencionar. Con el fin de facilitar la localización de muchos de esos documentos, empecé hace unos años a elaborar el site Aprender a leer y escribir que sigue “en obras”, es decir, “necesita mejorar”, pero que puede ser de utilidad para el profesorado de educación infantil y primeros cursos de primara.

2013/09/24 at 15:36 Deja un comentario

¿Sabemos cómo como enseñar a leer y escribir? Montserrat Fons nos ha aportado algunas claves

Según Juan Mata “hay todavía prácticas pedagógicas que no se corresponden en absoluto con lo que se sabe sobre los aprendizajes infantiles o con lo que propugnan incluso las leyes. No es fácil desprenderse de las rutinas, sobre todo si no hay una conciencia previa de su obsolescencia. Para desecharlas se requiere mucha seguridad y mucho coraje. Lo cierto es que cuesta mucho integrar en las aulas lo que han puesto de manifiesto las investigaciones científicas y las buenas experiencias docentes”. Leer cómo, enseñar qué (los formadores en lectura)

Ayer tuvimos la oportunidad, en el Berritzegune de Getxo, de acercarnos un poco más a esas investigaciones que sustentan muchas experiencias docentes con la lectura y la escritura de la mano de Montserrat Fons. Para muchas maestras y maestros supuso una pequeña inyección de ánimo a seguir trabajando con el objetivo de lograr buenos lectores, un “fanalico encendido“, que diría el poeta, que nos confirma que vamos por buen camino.

Para otros quizás fue la oportunidad de acercarse, por primera vez, a la mente de los más peques de la escuela, de entender que, detrás de unos garabatos en el papel, si tenemos ojos de niño, podemos ver las primeras escrituras, producto de las ganas de imitar a los adultos… de un juego simbólico que no se limita a dar de comer a las muñecas o a jugar a cocinitas, a maestras o a médicos, sino que les empuja a descubrir y a tratar de comprender una práctica social tan compleja como la lectura y la escritura. Cuando llega ese momento en que realizan los primeros trazos, inseguros, arbitrarios, pero claramente diferenciados (en la intención de los niños y las niñas) de los dibujos, es cuando a los adultos nos toca “mover ficha”. Hemos de estar atentos a esas primeras producciones para acompañar, con la intervención oportuna, el proceso de re-construcción del sistema de escritura convencional. El proceso es largo y el aprendizaje complejo. Montserrat nos decía que, en general, se lleva a cabo entre los 4 y los 7 años, es decir, que comienza en la etapa infantil y se culmina a lo largo del primer ciclo de educación primaria.

El objetivo último es que nunca decaiga el interés por lo escrito, que lo que empieza por un “gusanito” escrito por un niño de 3 años con una intención comunicativa, llegue a convertirse en un texto literario, expositivo, instructivo… y el niño o la niña en lectores y escritores competentes. Por eso, es responsabilidad de la escuela garantizar la progresión de los aprendizajes, pero no nos engañemos, no lo vamos a lograr delimitando “qué esperamos” a final de 4 años, al final de la etapa infantil, al final de primero… El proceso de construcción del sistema de escritura, como el de otros aprendizajes, es personal, lo cual significa que cada sujeto sigue su propio ritmo. Las investigaciones llevadas a cabo en el contexto de la psicología genética, iniciadas en los años 70 por Emilia Ferreiro y Ana Teberovsky, han demostrado que todos los niños y niñas pasan por determinadas fases, al igual que pasan por determinadas fases en el desarrollo del pensamiento lógico (Piaget), pero a ritmos muy diversos, de tal manera que encontraremos, en la misma aula, niños y niñas en fases diferentes. Cuanto antes asumamos, las maestras y maestros de infantil y primer ciclo de primaria, que vamos a tener diversidad en el aula, que podemos tener niños y niñas que leen convencionalmente junto a otros que a duras penas identifican su nombre en una lista, y lo que es más importante: cuanto antes asumamos que la única manera de ayudar a avanzar a todos y cada uno es a través de la intervención ajustada a lo que ya sabe y no a la media (necesariamente ficticia) de la clase, antes superaremos la ansiedad que a veces supone gestionar la diversidad del aula y mejores lectores y escritores serán nuestros alumnos.  Cada niño, cada situación, son únicas y por lo tanto, más que un “buen método”, lo que necesitamos son maestras y maestros que sepan identificar los logros de sus alumnos para decidir (muchas veces sobre la marcha) la intervención más adecuada en cada momento, esa que se sitúa en la “zona de desarrollo próximo” (Vigotsky), en la que es posible el aprendizaje con un poco de ayuda (del adulto, de compañeros, de niños y niñas de otras edades…). Montserrat nos puso un ejemplo muy acertado: Una cría de conejo está en su madriguera y no se atreve a salir al exterior. Si le damos a la boca una zanahoria, se la comerá y no necesitará salir a buscar alimento. Si ponemos la zanahoria detrás de un árbol, fuera del alcance de la vista, es posible que pueda olerla, pero se desorientará y no la encontrará. Si colocamos la zanahoria a la vista del conejo, pero a cierta distancia de la madriguera, saldrá a buscarla con la seguridad de que no se perderá. Pensemos dónde ponemos la zanahoria cuando proponemos las actividades.

En la tarea compleja de enseñar a leer y escribir resulta de gran ayuda tener la oportunidad de contrastar la propia experiencia con la de otros compañeros y compañeras. En Getxo tenemos la suerte de reunirnos un grupo de maestras de infantil y primer ciclo de primaria con ganas de compartir la experiencia de enseñar a leer y escribir. Sin embargo, las nuevas tecnologías y la web 2.0 nos ofrecen otras alternativas para compartir la experiencia docente. Con este objetivo, entre otros, de creado el site Aprender a leer y escribir. Espero que sea de utilidad y confío en que se pueda enriquecer con vuestras propias experiencias.

Yo descubrí cómo piensan los niños y las niñas acerca del sistema de escitura después de muchos años de docencia. Incluso confieso que “me perdí”, en gran parte, el proceso de mis propias hijas, como pone de manifiesto la escritura de Itxaso a los tres años y medio, que no tuvo continuidad porque nos empeñamos en enseñar las vocales y sólo las vocales, a los cuatro años, sin más argumento que la costumbre. Si todavía estáis a tiempo, os deseo que no os pase lo mismo.

2011/11/30 at 18:11 1 comentario


Estatistika - Estadística

  • 92,005 bisitak - visitas

B07-B08 Haurgelak

Aprender a leer y escribir

Aprender a leer y escribir

AZKEN SARRERAK - ENTRADAS RECIENTES

Eduvlogs. Txaro Franco

Blog colectivo de vídeos educativos

Leer.es

leer.es

Getxolinguae 2014

Getxolinguae 2014

Getxolinguae 2013

Getxolinguae 2012

Egutegia – Calendario

mayo 2017
L M X J V S D
« Feb    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

Mis fotos en Flickr

Campos de Castilla

Molina de Aragón

Ventanas antiguas en Óbidos

Bandera de Portugal

La boca del infierno

Cascais

Un mundo de plástico

Con la última luz del día

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

Más fotos