Posts filed under ‘Irakurketa eta idazketa – Lectoescritura’

Hizkuntza idatziaren didaktika hobetu nahi dugu

Gaur hasiko da Getxoko berritzegunean aurtengo Hizkuntza idatziaren mintegia. Aurreko ikasturteetan bezala, elkartuko gara oinarri teorikoetan sakontzeko eta praktikaren hausnarketa egiteko.

Urteetan zehar Aprender a leer y escribir sitean antolatu dut prozesuari buruzko hainbat dokumentazioa: idatz-sistemaren garapena (Psikogenesia) Emilia Ferreiro eta Ana Teberoskyren ikerketak oinarritzat hartuta, gelarako proposamenak testu ezberdinak planifikaziorako ardatza direlarik, ikasleen ekoizpenak, gurasoekiko proposamenak, bibliografia, hitzaldien bideoak… Emilia Ferreirorenak barne. Gaiari buruzko sarrera giza gogoratu nahi ditut Emilia Ferreiroren hitzak:

 

 

2015/01/26 at 00:10 Deja un comentario

Oparirik hoberena: ikasleen aurrerapenak

Gaur ez da nire urtebetetzea izan baina opari ederra jaso dut. Plentzia eskolan formakuntza saioa izan eta gero iaz ezagutu nuen andereino batengana joan naiz.

Sorpresa izan da gordeta zituela gelako ikasle baten ekoizpenak niri oparitzeko. Pasa den ikasturtean “Hizkuntza idatzia” mintegian parte hartu zuen eta bere lau urteko gelan mintegian proposatutako testu mota batzuk landu zituen: eskutitza, ipuina, errezeta… Esperientziak eta ikasleen ekoizpenak jadanik partekatu zituen mintegiko saioetan, baina orain argitaratzen dudan ipuina neska batek egin zuen mintegia bukatu eta gero. Andereinoa ere harrituta geratu omen zen, espero baino askoz gehiago ikasi dutela (neska batek behintzat) konturatzean.

Hau da umeak idatzi zuen ipuina: Satorra

Eli- Plentzia 4 urte 2013-14

Saiatuko naiz testuingurua azaltzen: “ipuina” testua jarduera anitzen bitartez landu eta gero andereinoak proposatu zien norberak azaltzea zein izan zen bere gustokoen ipuina. Ahoz azaltzeaz gain,  neska batek gehien gustatu zitzaion ipuina idatzi zuen andereinoak proposatu barik eta laguntza barik. Noski hau ez dela lau urteko gelarako helburua, baina argi eta garbi geratzen da proposamen didaktiko batzuekin aukera ematen dugula gelako aniztasunari erantzuna hobeagoa emateko beste jarduera batzuekin baino. Duela hogei urte neska honek ziuraski bokalak ikasiko zituen eta haien grafia jotake landuko zuen. Testu honek, ordea, ikaskuntza sakonagoa adierazten du. Orokorrean garbi dago testu konplexuak ulertzeko eta ekoizteko gai dela. Gainera:

Testua dela eta:

  1. “Ipuina” testuaren inguruan jarduera anitzak egiterakoan andereinoak eredu ezberdinak eskeini die. Eli eredu horietan oinarritu da bere testua idazteko.
  2. Ipuinaren ezaugarri batzuk ezagutzen ditu: narrazioa formatoa (testu jarraia).
  3. Ipuina hasteko formula erabiltzen du: “egun batean…”

Idatz-sistemaren garapena dela eta:

  1. Grafiaren kontrola du, minuskula oraindik ez erabili arren.
  2. Norabidea (eskerretik-eskumara idazten dela) menperatzen du.
  3. Alfabetikoki idazten duela esan daiteke, hau da, orokorrean idazkera konbentzioaletik oso gertu dago. Ortografia da beste pauso bat (adibidez: “ikusisuen” / “ikusi zuen”)
  4. Hitzak banatu behar direla daki eta marra baten bidez adierzten du. Behar diren hitzen arteko hutsune guztiak oriandik ez daude, baina erabat logikoa da, hitz guztiek ez baitute “esanahia”. Adibidez: “ikusisuen”, “aterasen”

Ikasteko jarrera eta motibazioa dela eta:

  1. Umea gai izan da denbora luze emateko bere adinarako oso lan zaila egiten. Horrek esfortzu handia eskatzen du (ipuinak jarraitzen du beste bi orritan)…
  2. …eta esfortzua errezago mantentzen da inplikazio emozionala dagoenean. Andereinoak gehien gustatu zaien ipuina aipatzea eta azaltzea proposatu duenean, ikasteko behar den emozioa bilatu du.
  3. Ipuina ume guztien aurrean niri oparitzeak balio eman dio Eliren lanari. Behar bada beste umeek ere laster ekoizpenak egingo dituzte “sari soziala” ere lortzeko. Motibaziorik hoberena, alegia.

Ipuin hau adibide bat baino besterik ez da, baina adibide erreala da eta ondorioak ateratzera bultzatzen gaitu. Lau urteko gelan dagoenean horrela idazten duenari ezin diogu proposatu lehen hezkuntzako lehenengo ziklora ailegatzen denean “m+a=ma” idaztea. Lehen Hezkuntzako Curriculumak esaten duen bezala, abiapuntua izan behar da haur hezkuntzan garatu dutena.

2014/11/06 at 18:26 Deja un comentario

“La letra, con sangre, NO entra”. Leer y escribir en educación infantil

Coincidiendo con la “vuelta al cole” acabo de recibir los últimos ejemplares de las revistas de educación infantil a las que estoy suscrita: Infancia, la revista de la Asociación de maestros Rosa Sensat, y Aula de educación infantil, publicada por Graó. Casualmente (o no) ambas publican un artículo sobre el aprendizaje de la lengua escrita en educación infantil en el que dos profesores de universidad abordan el tema de forma clara y concisa: Juan Mata, Profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada, en el artículo “A propósito del aprendizaje de la lectura y la escritura” y Marta Soler, profesora de la Universidad de Barcelona y responsable del CREA, en la entrevista realizada por Cristina Elorza y Paco Luna.

mafalda3

Confío en que sea un síntoma de la vigencia del tema. Al fín y al cabo, cada años niños y niñas se incorporan a la escuela a través de esta etapa “pre-escolar”, no obligatoria, cierto, pero sí generalizada, en la que se sientan las bases para el desarrollo posterior de la persona, y en la que se pueden hacer las cosas muy bien… o no tan bien. Cada niño o niña que entra en nuestras aulas tiene todo el derecho a recibir la mejor educación, basada en las aportaciones de las investigaciones. Parafraseando a Carlos Gallego (X Jornadas de Matemáticas de Sestao, 2009), el derecho a la educación en el siglo XXI no puede limitarse al derecho a un puesto escolar, sino que debe implicar el dercho a una educación de calidad.

En lo que se refiere a la enseñana y aprendizaje de la lengua escrita, hemos asistido, a lo largo de los años, a tantas polémicas en todo tipo de foros, que siempre existe el riesgo, en aras a evitar conflictos en el seno del equipo docente, de abandonar un debate que, desde mi punto de vista, sigue abierto, debe seguir abierto…

Marta Soler pone el foco en la cantidad y calidad de interacciones con otros sujetos durante la lectura, resaltando la importancia de la colaboración con las familias. Por su parte, Juan Mata incide en el cómo enseñar, apostando claramente por las prácticas derivadas de las investigacines de Emilia Ferreiro.

Ambos coinciden en la necesidad de incorporar la lengua escrita a las aulas de educación infantil, superando las teorías vigentes en los años 70 según las cuales el aprendizaje de la lengua escrita se debía introducir en el momento en que los niños y las niñas estuvieran “maduros”, es decir, una vez que hubieran “logrado” superar ciertos “pre-requisitos”, de manera que el debate se focalizaba en determinar el nivel o edad más adecuados, entendiendo que antes de esa edad se trataba de trabajar los “previos” (discriminación visual, coordinación visomotora, lateralidad, preescritura… fundamentalmente).

Pero ya hace más de 30 años, Emilia Ferreiro reenfocó el debate en otra dirección, resumiendo su posición, derivada de años de investigación que concluyeron en una tesis docoral dirigida por Jean Piaget, en el breve artículo ¿Se debe enseñar a leer y escribir en el jardin de infantes?. Un problema mal planteado. (Boletín nº 2 Dirección de educación preescolar, diciembre 1982).

Desde entonces se han sucedido numerosas publicaciones que recogen tanto investigaciones como ponencias, propuestas y experiencias de aula… hasta llegar a las que acabamos de mencionar. Con el fin de facilitar la localización de muchos de esos documentos, empecé hace unos años a elaborar el site Aprender a leer y escribir que sigue “en obras”, es decir, “necesita mejorar”, pero que puede ser de utilidad para el profesorado de educación infantil y primeros cursos de primara.

2013/09/24 at 15:36 Deja un comentario

Irakurtzen eta idazten lehen urratsak

Atzo ospatu zen hasierako alfabetzatzearen inguruko formakuntzaren 1. saioa Leioa eta Getxoko berritzeguneetako irakasleei zuzenduta. Ihaz gaiari hurbildu ginen Getxoko berritzegunean Montserrat Fons hizlaria izanik eta aurten Leioako berritzeguneak lekukoa hartzen du HASIERAKO ALFABETIZAZIOA: PROZESUAREN GILTZARRIAK izenburua delarik.  Ehun irakasle gutxi gora behera elkartu ginen Magisteritza eskolako Kepa Larreari entzuteko Alfabetatze prozesuaren bilakaerari buruz hausnarketa egiten.

1. zatia

2. zatia

 

Azaroaren 21ean Abandoko Berritzeguneko Kenar Martinez eta Mª Carmen Fernándezek aurkeztuko digute “Bikoteka Irakurtzen” esperientzia eta azaroaren 28an Nekane Otsoak irakurketa eta idazketa proiektuen bidez lantzearen esperientzia azladuko du.

Azken egunean, abenduaren 4an, prozesuaren zailtasunak nola bideratu izango da gaia.

Gaian sakontzeko Aprender a leer y escribir sitea duzu

2012/11/08 at 18:18 Deja un comentario

¿Sabemos cómo como enseñar a leer y escribir? Montserrat Fons nos ha aportado algunas claves

Según Juan Mata “hay todavía prácticas pedagógicas que no se corresponden en absoluto con lo que se sabe sobre los aprendizajes infantiles o con lo que propugnan incluso las leyes. No es fácil desprenderse de las rutinas, sobre todo si no hay una conciencia previa de su obsolescencia. Para desecharlas se requiere mucha seguridad y mucho coraje. Lo cierto es que cuesta mucho integrar en las aulas lo que han puesto de manifiesto las investigaciones científicas y las buenas experiencias docentes”. Leer cómo, enseñar qué (los formadores en lectura)

Ayer tuvimos la oportunidad, en el Berritzegune de Getxo, de acercarnos un poco más a esas investigaciones que sustentan muchas experiencias docentes con la lectura y la escritura de la mano de Montserrat Fons. Para muchas maestras y maestros supuso una pequeña inyección de ánimo a seguir trabajando con el objetivo de lograr buenos lectores, un “fanalico encendido“, que diría el poeta, que nos confirma que vamos por buen camino.

Para otros quizás fue la oportunidad de acercarse, por primera vez, a la mente de los más peques de la escuela, de entender que, detrás de unos garabatos en el papel, si tenemos ojos de niño, podemos ver las primeras escrituras, producto de las ganas de imitar a los adultos… de un juego simbólico que no se limita a dar de comer a las muñecas o a jugar a cocinitas, a maestras o a médicos, sino que les empuja a descubrir y a tratar de comprender una práctica social tan compleja como la lectura y la escritura. Cuando llega ese momento en que realizan los primeros trazos, inseguros, arbitrarios, pero claramente diferenciados (en la intención de los niños y las niñas) de los dibujos, es cuando a los adultos nos toca “mover ficha”. Hemos de estar atentos a esas primeras producciones para acompañar, con la intervención oportuna, el proceso de re-construcción del sistema de escritura convencional. El proceso es largo y el aprendizaje complejo. Montserrat nos decía que, en general, se lleva a cabo entre los 4 y los 7 años, es decir, que comienza en la etapa infantil y se culmina a lo largo del primer ciclo de educación primaria.

El objetivo último es que nunca decaiga el interés por lo escrito, que lo que empieza por un “gusanito” escrito por un niño de 3 años con una intención comunicativa, llegue a convertirse en un texto literario, expositivo, instructivo… y el niño o la niña en lectores y escritores competentes. Por eso, es responsabilidad de la escuela garantizar la progresión de los aprendizajes, pero no nos engañemos, no lo vamos a lograr delimitando “qué esperamos” a final de 4 años, al final de la etapa infantil, al final de primero… El proceso de construcción del sistema de escritura, como el de otros aprendizajes, es personal, lo cual significa que cada sujeto sigue su propio ritmo. Las investigaciones llevadas a cabo en el contexto de la psicología genética, iniciadas en los años 70 por Emilia Ferreiro y Ana Teberovsky, han demostrado que todos los niños y niñas pasan por determinadas fases, al igual que pasan por determinadas fases en el desarrollo del pensamiento lógico (Piaget), pero a ritmos muy diversos, de tal manera que encontraremos, en la misma aula, niños y niñas en fases diferentes. Cuanto antes asumamos, las maestras y maestros de infantil y primer ciclo de primaria, que vamos a tener diversidad en el aula, que podemos tener niños y niñas que leen convencionalmente junto a otros que a duras penas identifican su nombre en una lista, y lo que es más importante: cuanto antes asumamos que la única manera de ayudar a avanzar a todos y cada uno es a través de la intervención ajustada a lo que ya sabe y no a la media (necesariamente ficticia) de la clase, antes superaremos la ansiedad que a veces supone gestionar la diversidad del aula y mejores lectores y escritores serán nuestros alumnos.  Cada niño, cada situación, son únicas y por lo tanto, más que un “buen método”, lo que necesitamos son maestras y maestros que sepan identificar los logros de sus alumnos para decidir (muchas veces sobre la marcha) la intervención más adecuada en cada momento, esa que se sitúa en la “zona de desarrollo próximo” (Vigotsky), en la que es posible el aprendizaje con un poco de ayuda (del adulto, de compañeros, de niños y niñas de otras edades…). Montserrat nos puso un ejemplo muy acertado: Una cría de conejo está en su madriguera y no se atreve a salir al exterior. Si le damos a la boca una zanahoria, se la comerá y no necesitará salir a buscar alimento. Si ponemos la zanahoria detrás de un árbol, fuera del alcance de la vista, es posible que pueda olerla, pero se desorientará y no la encontrará. Si colocamos la zanahoria a la vista del conejo, pero a cierta distancia de la madriguera, saldrá a buscarla con la seguridad de que no se perderá. Pensemos dónde ponemos la zanahoria cuando proponemos las actividades.

En la tarea compleja de enseñar a leer y escribir resulta de gran ayuda tener la oportunidad de contrastar la propia experiencia con la de otros compañeros y compañeras. En Getxo tenemos la suerte de reunirnos un grupo de maestras de infantil y primer ciclo de primaria con ganas de compartir la experiencia de enseñar a leer y escribir. Sin embargo, las nuevas tecnologías y la web 2.0 nos ofrecen otras alternativas para compartir la experiencia docente. Con este objetivo, entre otros, de creado el site Aprender a leer y escribir. Espero que sea de utilidad y confío en que se pueda enriquecer con vuestras propias experiencias.

Yo descubrí cómo piensan los niños y las niñas acerca del sistema de escitura después de muchos años de docencia. Incluso confieso que “me perdí”, en gran parte, el proceso de mis propias hijas, como pone de manifiesto la escritura de Itxaso a los tres años y medio, que no tuvo continuidad porque nos empeñamos en enseñar las vocales y sólo las vocales, a los cuatro años, sin más argumento que la costumbre. Si todavía estáis a tiempo, os deseo que no os pase lo mismo.

2011/11/30 at 18:11 1 comentario

Myriam Nemirovskyri omenaldia

Gaur Tolosan Myriam Nemirovskyren jubilazioa ospatzeko ekitaldia antolatu da. Niri gustatuko litzaidake bertan egotea, baina ezin naiteke, beraz, hemendik egin nahi diot nire omenaldi txikia. Ezagutu nuenetik, duela 15 urte, gutxi gora behera, hitzaldi guztietara jakinminarekin joan nintzen, beti zerbait berri ikasiko nuelakoan.

Hoy se ha celebrado en Tolosa un homenaje a Myriam Nemirovsky, a quien tanto debemos infinidad de maestros y maestras de infantil y primaria. Con ella hemos descubierto que los niños y las niñas tienen ideas propias acerca del sistema de escritura, aún antes de que el sistema escolar les enseñe que la “m” con la “a”  se lee “ma”, siempre, eso sí, que hayan crecido en un entorno alfabetizador.

Por eso también hemos aprendido que es muy importante que la escuela ofrezca, desde los primeros años, oportunidades de interacción con el texto escrito, con todo tipo de textos y en todo tipo de soportes, con el fin de compensar la falta de un contexto alfabetizador rico en el seno de la familia. 

Hemos interiorizado la necesidad de incorporar a las aulas, también a las de infantil, textos de uso social, frente a esos mal llamados textos “académicos” que sólo existen en el mundo de la escuela y que Quino ha cuestionado tantas veces a través de Mafalda y sus amigos: “Mi mamá amasa. ¿Amasa sola?. Sí, amasa sola y sala la masa. La masa se amasa en la mesa. La masa es sana… Lo bueno de ir a la escuela es que uno ya puede conversar en un nivel literario“.

Hemos aprendido a incorporar a las aulas muchos otros textos además de los cuentos y hemos encontrado sentido a esas actividades en las que los niños y las niñas interpretan y producen noticias, cartas, pies de foto, recetas, textos expositivos… aunque sólo tengan 3 ó 4 años. Estos niños y niñas no tendrán dificultades para enfrentarse a las pruebas PISA cuando tengan 15 años porque habrán desarrollado su competencia en comunicación lingüística en infinidad de situaciones de aprendizaje a lo largo de su escolarización pues somos muchos y muchas quienes hemos aprendido que el aprendizaje de la lengua siempre tiene que estar supeditado a una intención comunicativa, como ha defendido Pilar Pérez Esteve en la última edición de Getxolinguae, muchos años antes de que un nuevo curriculum nos empezara a hablar de competencia en comunicación lingüística.

Hemos aprendido que la Psicología genética de Piaget no sólo era aplicable al desarrollo cognitivo en el ámbito de la lógica matemática, sino también al sistema de escritura. Gracias a Myriam (y a muchas otras personas, es verdad: Elena Laiz, Isabel Solé, Delia Lerner, Uri Ruiz, Neus Roca, Liliana Tolchinsky, Marian Bilbatua, Daniel Cassany…) hemos comprendido la implicación didáctica de las investigaciones de Emilia Fereiro y Ana Teberosky e intentamos trabajar en el día a día en consecuencia.

Por último, gracia a Myriam, tuvimos la oportunidad de conocer personalmente a Emilia Ferreiro hace 14 años en Aranjuez. Al cabo de tantos años de trabajo con el asesoramiento de Myriam, creo que no hay mejor homenaje que el recuerdo de las palabras que le dedicó Emilia al comienzo de su conferencia.Su absoluta confianza en Myriam estaba plenamente justificada:

No es ningún secreto que estoy aquí por Myriam. Por ustedes también, pero si no estuviera Myriam aquí, quizás no hubiera venido… y sé que Myriam se emociona siempre… es imposible pedirle a Myriam que no llore, porque Myriam llora cuando está contenta y cuando está triste… Pero quiero aprovechar la ocasión para decirles a todos ustedes que Myriam es, de todas las personas que han estado cerca de mí la que tiene la mayor capacidad de comunicación con los maestros y yo a Myriam le confiaría cualquier curso de capacitación y en cualquier lugar del mundo, además, porque tiene una enorme sensibilidad cultural que hace que la gente lo perciba y sepa que está con alguien que no invade”.

Actualmente Myriam Nemirovsky colabora en la web Leer.es

2011/06/24 at 21:12 Deja un comentario

A vueltas con el constructivismo

¿Qué significado encierra el término “constructivismo”, que tantos adeptos y detractores ha provocado? Hemos pasado, seguramente por la ley del péndulo, de hablar de constructivismo con entusiasmo a hacerlo sin nombrar la palabra mágica, usando pronombres y circunloquios, como si fuera la llave de la caja de Pandora, que es mejor mantener bien cerrada, por si acaso. Quizás quienes nos sentíamos constructivistas preferíamos continuar adelante con nuestras prácticas, discretamente, sin provocar demasiada polémica… hasta que la nueva Ley Orgánica de Educación llamó a la puerta de nuestras aulas. Entonces pensamos que ese nuevo concepto de competencia, que desarrollaba y concretaba en un curriculum los cuatro pilares de la educación del informe Delors  nos autorizaba a volver a utilizar el término constructivismo con dignidad, en voz alta.

En el año 1993 Antoni Zabala, César Coll, Isabel Solé, Elena Martín, Teresa Mauri, Mariana Miras y Javier Onrubia nos acercaban la concepción constructivista que planteaba la reforma a lo largo de los capítulos del libro El constructivismo en el aula. Por cierto, yo tengo un ejemplar del 2005 y entonces ya iba por la 15ª edición. Ahora parece que va por la 19ª. ¿Seguro que esto es una moda que, con un poco de suerte, dirían algunos, pasará antes de que se sientan empujados a cambiar?

A quien así lo crea le animo a leer con atención el libro de Antoni Zabala y Laia Arnau titulado 11 ideas clave: Cómo aprender y enseñar competencias. Al desarrollar la idea nº 6, que sostiene que El aprendizaje de competencias es siempre funcional, se repasan los principios psicopedagógicos del aprendizaje significativo, que remiten a las teorías constructivistas y socioconstructivistas.

Pero creo que voy a dejar el análisis teórico para otra ocasión. Ahora tengo ganas de contar cómo he vivido yo ese proceso de descubrimiento del “enfoque constructivista”. Si el público pontencial de este texto ya se ha aburrido al llegar hasta aquí, puede ser un buen momento para abandonar la lectura de este post que, aviso, va a ser largo.

Si vas a continuar leyendo quizás sea porque estás esperando a constatar si te identificas conmigo, a comprobar si hemos “atribuido el mismo significado” a un término que parece un poco gastado. Sea como fuere, te animo a comentar tu propia experiencia y a demostrar que la misma información fue asimilada de diferente manera por cada maestra (o maestro, que también hay) que la recibió, que el aprendizaje consiste en una contínua atribución de significado a todo lo que se nos presenta ante nuestros sentidos, en una construcción mental personal, diferente de la de otras personas, en tanto en cuanto se configura sobre la base de los conocimientos previos únicos y personales.

Yo creo que lo escuché por primera vez cuando comenzamos los procesos de formación en centros (el famoso PIF) derivados de la implantación de la LOGSE. Lo conocí asociado a otros términos como “conocimientos previos”, “aprendizaje significativo” , “conflicto cognitivo”  , “zona de desarrollo próximo“…        Aún conservo, con cierta nostalgia, la carpeta descolorida que contiene las lecturas de entonces. Ahora mismo no recuerdo si fue también entonces cuando descubrí (el nombre de) Vigotsky. Podría comprobarlo revisando los viejos apuntes de mis tiempos universitarios. Lo que sí recuerdo es que estudié a Piaget. Recuerdo como si fuera ayer cuánto nos costaba entender aquello de los procesos de acomodación y asimilación. Por cierto, acabo de escribir en el buscador “acomodación y asimilación” y, a juzgar por el resultado de la búsqueda, deduzco que sigue siendo uno de los contenidos más inaccesibles para quien se inicia en estudios relacionados con el desarrollo infantil y el aprendizaje. Antes de que se me olvide, por si tuviera alguna relación, también estudié, creo que a fondo, la obra de Paulo Freire.

Yo llevaba entonces unos 10 años trabajando y puedo decir que el “constructivismo” supuso para mí la esperanza de poder seguir trabajando muchos años más con la ilusión del primer día, o mayor, si cabe. Intuía que no me iba a aburrir haciendo todos los días lo mismo en mi aula de infantil durante los siguientes 30 años. Estoy segura de que muchas de mis compañeras sintieron la misma ilusión(entonces había pocos chicos en el oficio de maestros de infantil) .

No me atrevo a asegurar que entendiera a la primera todos los conceptos que he mencionado antes. Enseguida entendí, a mi manera, lo del aprendizaje significativo y lo de “aflorar los conocimientos previos”. Me explico: si teníamos que “trabajar” El otoño (menos mal que hay estaciones en el año, si no, ¿qué haríamos en infantil?), había que indagar qué sabían sobre el otoño: se caen las hojas, empieza a llover (aquí a veces llueve más en julio que en octubre, pero la editorial manda…), comemos castañas… Os suena, ¿verdad?. Mis conocimientos previos sobre psicología genética no daban para más. Todavía no se había producido en mi cabeza un auténtico conflicto cognitivo.

Cuando verdaderamente creo que empecé a vislumbrar que detrás de los consabidos conceptos había algo más que saberes sobre el otoño y los animales de turno, fue cuando descubrí que “esos locos bajitos” de los que hablaba Serrat también tenían ideas previas acerca del sistema de escritura, acerca de algo más intangible que las castañas y la lluvia, de algo específicamente humano y no natural, es decir, acerca de un saber cultural como es el sistema de signos escritos. Debo añadir que, en mi caso, contribuyó especialemente a cambiar mis conceptos previos sobre la lengua escrita en infantil el hecho de que mis hijas tenían 5 años cuando Elena Laiz nos abrió los ojos a una nueva manera de entender la enseñanza, mejor dicho, el aprendizaje, de la lengua escrita. Como esto se está alargando, dejo para otra ocasión los detalles, pero no quiero olvidar mencionar que en aquella época hubo en mi aula una maestra de prácticas realmente excepcional. Si podía quedarme alguna duda, se disipó cuando comprobé que lo que yo empezaba a conocer gracias a la formación permanente, ella lo había estudiado ya en la formación incial. También percibí una conexión con el enfoque comunicativo que conocí años atrás.

Tres años y medio después, cuando pensaba que ya no podía haber nada nuevo bajo el sol, descubrí que también tenían ideas previas acerca del sistema de numeración. En esta ocasión mis hijas habían crecido, así es que utilicé de conejillo de indias a mi sobrina. Tenía mis propios alumnos, pero necesitaba tranquilidad y sosiego para comprobar con mis propios ojos lo que Carlos Gallego nos contaba. No sé si entonces entendí el concepto de conflicto cognitivo y zona de desarrollo próximo. Probablemente necesité más tiempo para poner palabras a lo que estaba experimentando, pero sí sé una cosa: yo ya no podía seguir trabajando el otoño y los animales de la misma manera que antes. Tampoco podía limitarme a enseñar las vocales en 4 años y alguna consonante (¿con qué criterio?) a los 5, ni a enseñar los números del 1 al 9, cuando Olentzero siempre cae en 24 y la excursión de fin de curso suele caer en un día del mes con dos cifras, ni a evitar la V o la C, porque no existen en euskera, cuando en clase hay un “David” o una “Catherine”

Desde entonces he cambiado mi práctica (tímidamente al principio), he contrastado mi práctica con otras compañeras, he asistido a formaciones, jornadas, he leído… y, desde mi posición actual, como asesora, sigo intentando que cada maestra y cada maestro tenga la oportunidad de vivir su propia construcción de conocimiento pedagógico, partiendo, como no puede ser de otro modo, de sus conocimientos (y/o expreriencia) previos. Espero acertar a trabajar en esa “zona de desarrollo próximo” en la que el aprendizaje es posible con un poco de ayuda provocando el oportuno “conflicto cognitivo” .

Así entiendo yo el constructivismo, pero si pude cambiar mi modo de pensar acerca del aprendizaje hace 15 años, supongo que también ahora podría cambiar si alguna nueva información, evidencia, experiencia… provocara en mi mente un conflicto cognitivo tan profundo como el de entonces. En todo caso, supondría un paso hacia adelante, nunca hacia atrás. Inevitablemente me vienen a la memoria las Palabras para Julia, de José Agustín Goitisolo: TU YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS…

2011/02/09 at 16:57 Deja un comentario

Entradas antiguas


Estatistika - Estadística

  • 89,955 bisitak - visitas

B07-B08 Haurgelak

Aprender a leer y escribir

Aprender a leer y escribir

AZKEN SARRERAK - ENTRADAS RECIENTES

Eduvlogs. Txaro Franco

Blog colectivo de vídeos educativos

Leer.es

leer.es

Getxolinguae 2014

Getxolinguae 2014

Getxolinguae 2013

Getxolinguae 2012

Egutegia – Calendario

marzo 2017
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías

Mis fotos en Flickr

Con la última luz del día

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

8 de marzo. Martxoak 8. March, 8

Visita a un taller de alfombras persas. Yazd

Visita a un taller de alfombras persas. Yazd

Visita a un taller de alfombras persas. Yazd

Más fotos